Cómo puedo borrar de mi mente esos pensamientos negativos obsesivos de la ansiedad

En este artículo me gustaría hablar de los pensamientos negativos obsesivos que se dan cuando tenemos un trastorno de ansiedad. Seguramente si estáis sufriendo ansiedad sabréis de lo que os estoy hablando. Se trata de esos pensamientos que no desaparecen de tu cabeza, que están constantemente machacándote, que son pensamientos, por lo general, de carácter obsesivo, y siempre con cosas realmente negativas.

A veces son pensamientos tan horribles que nos da hasta miedo que aparezcan, hasta miedo el hecho de pensar que nos está pasando eso por la cabeza. Sin embargo, esos pensamientos, os diré para vuestra tranquilidad, que todos son de carácter totalmente irracional. En ningún momento os va a pasar nada. Todos estos pensamientos se dan cuando se tiene un trastorno de ansiedad. Todas las personas que han tenido un trastorno de ansiedad han pasado por ello, por lo que, lo que os ocurre, es algo totalmente normal. Entra dentro de lo más común de la ansiedad, por lo que no tenéis por qué preocuparos.

Sé que son realmente desagradables, sé que son pensamientos muy desagradables que te hacen pasar muy mal rato. Además de eso, no te dejan concentrarte en las cosas que realmente tienes que hacer, no te dejan “ni a sol ni a sombra”, sales a la calle y estás constantemente pensando en ello, incluso hasta poco antes de irte a la cama estás pensando en ello, y desde que te levantas por la mañana ya estás pensando en ello.

Dependiendo de cada persona esos pensamientos pueden variar, pero, al fin y al cabo, son siempre pensamientos negativos de carácter obsesivo. A veces simplemente nos da por pensar que podemos morir en cualquier momento. Simplemente por pensar que en qué momento pueden aparecer los síntomas de la ansiedad, ya sean las taquicardias, las palpitaciones, esa sensación tan horrible de sentir que no podemos coger aire, miedo a poder volvernos locos, a perder el control, en fin, que nos juzgue la gente por la calle, a cualquier cosa. Son pensamientos, como bien os he dicho, de carácter obsesivo, de carácter recurrente, que están todo el rato ahí, y por supuesto siempre de carácter negativo.

Qué hacer cuando se presentan estos pensamientos negativos obsesivos de la ansiedad

Cuando se presenten estos pensamientos procurad no resistiros a ellos. Hay mucha gente que me dice “por más que intento hacer que desaparezcan, por más que intento no pensar en ello, están siempre ahí”, y es que el cerebro humano no es como un ordenador. Cuando tenemos en un ordenador un archivo que no nos gusta simplemente tenemos que hacer clic con el ratón y arrastrarlo a la papelera de reciclaje, ¿verdad? Sin embargo, nuestro cerebro no funciona así, no podemos coger un archivo, un recuerdo, un pensamiento, y borrarlo sin más. Nuestro cerebro es algo mucho más complejo. Pero si algo se ha descubierto en psicología y en ciencias de la mente es que cualquier cosa a la que intentes resistirte mentalmente se hará más persistente, por lo que, cuanto más intentes hacer que desaparezca un pensamiento más intenso, más frecuente, y más duradero se hará.

Entonces me diréis, “bueno, entonces qué hago cuando aparecen estos pensamientos de carácter obsesivo”. Cuando aparezcan estos pensamientos negativos de carácter obsesivo lo primero que tenéis que hacer es dejarlos estar, tenéis que partir de la base de que esos pensamientos no os van a hacer ningún daño. Simplemente sabéis que son desagradables. Yo mismo lo he vivido, y vosotros lo estáis viviendo. Sabemos todos que son desagradables, pero sabemos también que no os van a hacer ningún daño, y que todo lo que estáis pensando es de carácter irracional, nada tiene que ver con la realidad, nada de lo que estáis pensando va a ocurrir, no os va a pasar nada malo. Todo se queda en el susto que os produce ese pensamiento, en el estímulo que os produce ese pensamiento.

Así que partiendo de la base de que no os va a pasar nada, de que ese pensamiento es totalmente inofensivo, aunque desagradable, tenéis que tener la certeza de que podéis seguir haciendo vuestra vida con total normalidad. Entonces una vez que aparezcan esos pensamientos simplemente dejarlos estar. No intentéis resistiros a ellos. Dejarlos estar y seguid haciendo vuestra vida con total normalidad. No le deis importancia, y mucho menos dejéis de hacer lo que estuvieses haciendo por el hecho de que hayan aparecido estos pensamientos.

No rompáis vuestra rutina por esos pensamientos negativos

En el momento en el que rompáis vuestra rutina porque han aparecido estos pensamientos os estaréis sugestionando todavía más con ellos, y por lo tanto serán más persistentes.

¿Por qué ocurre esto? Porque cuanto más os sugestionéis con ellos, más ansiedad se creará, y toda esa ansiedad hará que vuelvan esos pensamientos con más fuerza.

Así que, partiendo de la base de que esos pensamientos son inofensivos, tratad de no hacerles en ni caso, seguid a vuestra bola. En ningún momento os paréis a pensar lo que se está pasando, ni a lamentaros de por qué os está pasando. Os está pasando y punto. Y ahora la solución es acabar con el problema, estar bien cuanto antes.

Así que bueno, hasta aquí este vídeo sobre los pensamientos negativos repetitivos, esos que aparecen, tan característicos de la ansiedad, y nada más. Si tenéis alguna duda me dejáis un comentario, vuestra sugerencia o vuestra opinión.

2018-06-23T19:43:26+00:00

Leave A Comment